Paul Chehade para Presidente de los Estados Unidos de America.

Comparte con Whatsapp

Compartir en Facebook 1
Compartir en Facebook 2

Compartir con Whatsapp sólo desde móvil..
Compartir Facebook 2 comparte el video desde esta página.
Compartir Facebook 1 comparte el video desde Vimeo.

Tened en cuenta que Vimeo bloquea muchas descargas!!

Descarga MP3 desde OffMP3

Descarga semi-automática.
Muchos botones
Una vez transforma el video, clic en Download MP3(botón naranja).

Descarga MP3 desde Vimeotomp3.com

Descarga semi-automática.
No soporta archivos grandes. Tarda bastante. Botones de descarga algo confusos y ventanas de aviso
Una vez transforma el video, clic en Descarga .

(a veces) Una vez transforma el video, clic en Download MP3 y después en Descarga .

Descargar VIDEO O MP3 desde ClipConverter.cc

Buena Calidad.
Demasiadas opciones. Algo lento
Clic en Continuar - Elegimos el formato deseado (mp3, mp4, avi, etc...) - clic en ¡Comenzar! - esperamos - clic en Descargar.

Descargar VIDEO desde saveitoffline.com

Soporta archivos grandes y es rápido.
No es automático, en inglés.
Elige uno de los botones que aparecen para comenzar a descargar. Clic en Download

Descargar VIDEO desde Savefrom.net

Soporta archivos grandes y es rápido.
ATENCIÓN.- Evita el boton MP3.
Elige uno de los botones que aparecen para comenzar a descargar.

Abrir en Vimeo

Clic aquí si deseas ver el video en Vimeo.

2011-02-19 0 11,281 Vimeo

Estimados Conciudadanos, Es hora que todos los ciudadanos retomemos los valores que fundaron nuestra nación. La dura realidad es que los dos partidos que han gobernado nuestro destino por décadas, continuamente han fallado en traernos prosperidad y han socavado el más sagrado de nuestros derechos: nuestra libertad de vivir con dignidad. Basta ya de turbios negociados que otorgan privilegios partidarios a la clase elitista en detrimento de los trabajadores. Es hora de aliarnos por nuestra nación, por nuestro pueblo que lucha para sobrevivir. Que trabaja para proveer a sus familias. El momento de tomar las riendas de la democracia, la autoridad del pueblo, es aquí y ahora. La unión hace a la fuerza. Solo unidos evitaremos estar a la merced de influyentes poderes económicos que nos oprimen sin piedad. Estos grupos elitistas están solamente enfocados en su propio beneficio económico y no en la prosperidad de nuestro pueblo. Después de consultar con mi familia, colegas y amigos de todos los estratos sociales sobre estas razones que me motivan ha advocar por mi gente…por mi gente que lucha y sufre en silencio porque carece de una voz que sea oída… he decidido postularme a la presidencia de esta gran nación, rogándole a Dios que me guíe y proteja en esta ardua tarea. No soy político, ni millonario. Soy tan solo un simple ciudadano que no tolera la injusticia social por la que nuestro país está atravesando. Me defino como un hombre sensible, movilizado por compasión hacia el que más lucha y menos tiene. Como ciudadano y hombre de fe no puedo soportar la insostenible situación a la cual hemos llegado. Nunca nadie podrá decir que soy un demagogo más o alguien que predica falsas promesas procurando beneficios personales. Lo que me motiva a presentarme es la indignación que siento por la cruel realidad que tenemos injustamente que soportar gracias al desbocado manejo de nuestros indiferentes gobernantes. De mí no escucharán promesas incumplibles. No repetiré las mismas frases engañosas que los políticos predican durante sus campañas. Mi objetivo es muy claro: que nuestra nación se una bajo las consignas de los fundadores de nuestra patria para proteger nuestra libertad, nuestro progreso en pos de una mejor calidad de vida. Nuestra futura plataforma política advocará para que nuestros jóvenes tengan acceso a una educación que les permita integrarse competitivamente en el mercado laboral; presionaremos para crear una ley que proteja a nuestros ciudadanos de la tercera edad de bajos recursos para que reciban pensiones dignas que alcancen para cubrir sus necesidades básicas y abolir el pago de impuesto en su viviendas. Tenemos que entender que ninguno de nosotros seriamos lo que somos si no fuera por el ejemplo de amor, sacrifico y valores que ellos nos han inculcado. Protegeremos los derechos de nuestros hombres y mujeres en uniforme, especialmente aquellos que han combatido para defender nuestras libertades y derechos. Les garantizaremos que tendrán una transición fluida en su reincorporación a la vida civil asegurándoles trabajo y vivienda a su regreso y que las necesidades básicas de salud de ellos y sus familias estarán cubiertas. Siendo que las bases de nuestra gran nación han sido forjadas por honestos trabajadores inmigrantes, no podemos tolerar la discriminación en ninguna de sus formas. Si uno de los problemas que tenemos en estos momentos son los inmigrantes indocumentados, debemos contemplar la posibilidad de legalizarlos para que se integren a nuestra sociedad y de esta manera ellos comenzaran a pagar impuestos como todos nosotros y podrán invertir sus muchos o pocos recursos en nuestra nación, la nación que les ha dado albergue y posibilidad de progresar. Adicionalmente necesitamos implementar un sistema de seguridad sólido y eficiente, donde nuestras fuerzas armadas sean empleadas para sellar y proteger nuestras fronteras, minimizando futuras infiltraciones de más indocumentados, delincuentes y terroristas. Estoy en desacuerdo con la Reforma de Salud propuesta por el actual gobierno por dos razones fundamentales. Primero porque el costo de implementar esta ley contribuiría a llevar a la bancarrota a nuestra nación. Segundo porque nuestro gobierno no les puede imponer a nuestros ciudadanos la compra obligatoria de un seguro de salud, eso va en contra de nuestra libertad de elección. Trabajaré arduamente con mi equipo de asesores legales para desarrollar un proyecto de ley de salud Universal viable donde todos los ciudadanos contribuyan con un porcentaje proporcional a sus ingresos. Necesitamos urgentemente encontrar una solución al problema de salud en los Estados Unidos que asegure elevados niveles a menores costos. Internacionalmente quiero darle prioridad a nuestro continente Americano. Primero, porque la ayuda empieza por casa. Segundo y sumamente importante, porque no necesitamos buscar en ningún otro lado, los mayores recursos para nuestro sustento los tenemos aquí en nuestro Continente. Creo firmemente en tener largas y buenas relaciones con nuestros países vecinos para trabajar en unidad por un mejor futuro. Por último y de extrema importancia, necesitamos confrontar el rampante gasto excesivo que está empujando nuestra nación al borde del colapso. Nuestro déficit es como un volcán activo esperando el momento de erupción que destruirá nuestra nación desde adentro, y acabará con todos los sueños de nuestros antepasados. Yo quisiera preguntarles, ¿Que tanta confianza tienen Uds. en el futuro de nuestra nación con las actuales políticas de nuestro gobierno? Solo les pido a todos los americanos compasivos por el prójimo y por sí mismos y apelo. a la gente con conciencia y valores por el bienestar social que me ayuden a reunir fuerzas y votos porque únicamente unidos triunfaremos. Solamente unidos podremos re-establecer la fe y los principios de nuestros padres fundadores para volver a ser la gran nación admirada por todos. Que Dios bendiga los Estados Unidos de Norteamérica. Paul Chehade Para más informacion por favor visite: http://www.paulchehade.org/